Abandonar el campo para vivir en la ciudad, ¿Por qué?.

Abandonar el campo para vivir en la ciudad, ¿Por qué?.

Por los años 40 la mayor parte de población en nuestro país radicaba en la Sierra y otra parte en la Selva, y casi más de la cuarta parte de población se encontraba en la costa; 30 años después, la migración hacia las ciudades empieza a manifestarse por muchas causas, y en efecto Lima hoy es considerada la capital que recibe a casi La mitad de los migrantes y la mayoría son de procedencia andina.

Una de las causas por lo que se da la migración es el “centralismo”, y es aquí donde se empieza a crear una necesidad de migrar a la ciudad, como por ejemplo Lima, en la búsqueda de una vida mejor, mejor educación, oportunidades de empleo, etc. Otras de las causas para la migración fueron por el miedo e inseguridad de muchos pueblos que sufrieron la violencia política, buscando así en las ciudades la seguridad.

La migración trae consigo distintas consecuencias, y por nombrar una tenemos el caso de las actividades como la agricultura y ganadera en la Sierra que se ven afectadas por el abandono de tierras y en los últimos años está ocurriendo otro fenómeno que es la migración de los miembros mas jóvenes de las familias de agricultores al no encontrar una oportunidad clara para su desarrollo personal dentro de su comunidad dejando como consecuencia la perdida de conocimientos agrícolas ancestrales.

La iniciativa del proyecto Talpunanchicñam también busca aportar un valor agregado al oficio de los jóvenes agricultores para que estos puedan conservar sus tradiciones agrícolas heredadas de sus padres y abuelos.